Blog SELPILee las últimas noticias sobre protección legal

La protección legal de los cursos, talleres y seminarios.

El material que genera tu empresa y que es usado en diversos cursos o seminarios, conferencias, talleres de formación, programas, etc, debe protegerse en contra de cualquiera que lo copie sin autorización o del riesgo de que alguien más te acuse injustamente de que es copia no autorizada del suyo.

Nos referimos a todos tus contenidos, artículos, conferencias, seminarios, logotipos, frases, títulos, publicaciones, índices, programas, listas de clientes, listas de instructores, campañas de lanzamiento de nuevos programas, imágenes, marcas, slogans, etc. A continuación te explicamos lo que debes proteger y la importancia de esta medida.

Derechos de Autor

El material que has creado para impartir tus talleres, cursos o seminarios así como los títulos se deben registrar ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (“INDAUTOR”) ya sea de forma individual o mediante una compilación de todos ellos con el fin de impedir que alguien copie los mismos títulos o tu material o te acuse de haberlos copiado de otros. Sin este registro sería muy difícil demostrar la autoría y los derechos que te corresponden por ser el creador y propietario de cualquier tipo de obra.

Si por el contrario alguien te quisiera acusar injustamente o a tu empresa de copia o reproducción no autorizada, es el registro de obra emitido por el “INDAUTOR” la mejor defensa para cualquier acción de esta naturaleza.

Existen empresas que prácticamente son fábricas de obras porque continuamente están creando nuevos cursos con contenidos y títulos originales que al no contar con los registros adecuados son objeto de copia por parte de la competencia.

Desafortunadamente, hasta que no se tiene ya una acción legal en contra es cuando se toman las medidas adecuadas lo cual puede ser un riesgo y gasto enorme y las penas aplicables en esta materia van desde multas hasta privación de la libertad.

Protección de información confidencial

Hemos tenido casos en que los colaboradores de una empresa deciden independizarse y dedicarse exactamente al mismo giro de nuestros clientes tomando para ello su información más preciada que va desde los títulos de los cursos, conferencias y seminarios hasta sus contenidos, la forma de promoverlos y, peor aún, la lista de clientes para ponerse en contacto con ellos. Lo cierto es que el daño que pueden causar es irreparable.

Es por eso que debes tomar las medidas adecuadas para mantener en secreto la información que es valiosa para ti impidiendo que esta se divulgue indiscriminadamente. Cuales son estás medidas?

Pues en primer lugar debes tomarte el tiempo necesario para identificar los proyectos, ideas, documentos y material en general que deben tener el carácter de confidencial y que, de caer en manos de tu competencia te causaría serios perjuicios afectando tu ventaja competitiva por lo que constituyen secretos que debes proteger.

En segundo lugar debes elaborar contratos de confidencialidad para firma de tu personal de cualquier rango e incluir cláusulas en los contratos laborales que obliguen a tus colaboradores externos e internos a guardar en absoluto secreto la información a la que tendrán acceso con motivo de su trabajo o desempeño de un servicio, controlar los correos y los dispositivos electrónicos de almacenamiento de información, usar cláusulas de no competir por tiempo determinado, leyendas de advertencia para marcar la información o material de tus cursos y seminarios, en fin que lo más recomendable es hacer un programa completo para evitar la fuga o copia del material más preciado de tu empresa. 

Tu marca 

La única forma de impedir que alguien más copie o use indebidamente la marca que has creado para distinguir tu empresa es a través del registro que te otorga el gobierno mexicano por medio del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (“IMPI”). De no contar con este, cualquiera puede, no solo usar o copiar tu marca sino además registrarla para después prohibirte el uso de la misma mediante una petición privada o demanda administrativa.

Por otro lado, al adoptar una marca como propia debes estar seguro de que no invades los derechos de alguna otra empresa ya que de ser así igual se corre el riego de que dicha empresa o negocio te demande por el uso indebido de una marca que pudiera considerarse como semejante.

La búsqueda de antecedentes que se lleva a cabo en la página Web del “IMPI” se hace indispensable para saber si no existen marcas iguales o semejantes en el mismo giro.

Comentario final

En más de 20 años de experiencia en esta materia hemos visto casos de conflictos de todo tipo y todos ellos caracterizados por generar un fuerte gasto en honorarios legales para las empresas o dueños de negocios que no tomaron las medidas adecuadas para proteger de forma adecuada sus cursos, talleres y seminarios por lo que resulta indispensable que se apliquen dichas medidas con la finalidad de proteger el arduo trabajo realizado y de paso agregarle valor económico a su material lo que les permitirá a su vez el sano crecimiento en este ramo de la capacitación.