Blog SELPILee las últimas noticias sobre protección legal

A menudo le damos poca importancia a la información e innovaciones que día con día generamos en nuestros negocios, la cual es vital para estar actualizados y para que la clientela nos prefiera en lugar de nuestros competidores.

Un secreto importante para tu negocio puede ser algo tan simple como una receta de cocina, una estrategia de promoción o de venta, la fórmula de tus productos, la compilación de ciertos datos, un programa de cómputo creado internamente, tu lista de clientes o proveedores, el material que será parte de tu próximo libro o revista, la logística de un evento, la marca que piensas registrar próximamente o los salarios de tus empleados, en fin, la lista puede ser tan amplia dependiendo de la naturaleza de cada empresa.

 

El hecho es que la divulgación no autorizada de esta información por parte de cualquiera te puede causar serios perjuicios difíciles de reparar.

Es por eso que debes tomar las medidas adecuadas para mantener en secreto la información que es valiosa para ti impidiendo que esta se divulgue indiscriminadamente, ¿Cuáles son estas medidas?

  • En primer lugar debes tomarte el tiempo necesario para identificar los proyectos, ideas, documentos y material en general que deben tener el carácter de confidencial y que de caer en manos de tu competencia te causaría serios perjuicios afectando tu ventaja competitiva frente a esta, por lo que constituyen secretos que debes proteger.
  • En segundo lugar debes elaborar contratos de confidencialidad parar firma de tu personal de cualquier rango, e incluir cláusulas en los contratos laborales que obliguen a tus colaboradores externos e internos a guardar en absoluto secreto la información a la que tendrán acceso con motivo de su trabajo, puesto o desempeño de un servicio.
  • Otra medida que también debes adoptar es la de “Marcar” tus libros contables, dossiers, medios electrónicos y cualquier material impreso con leyendas de confidencialidad y advertencias citando las penas que pueden ser aplicables sobre aquel que sin autorización se apodere, use o revele información que ha sido marcada como “confidencial”.

Con la adopción de estas medidas se incrementan en gran medida las probabilidades de prevalecer en acciones civiles y penales ante autoridades de cualquier índole, ya que de conformidad con la Ley de la Propiedad Industrial (“LPI”) y el Código Penal Federal (“CPF”), el revelar, apoderarse o usar un secreto industrial o comercial sin consentimiento de su titular, es un delito que puede ser sancionado con penas privativas de la libertad que van desde los dos hasta los seis años de cárcel, así como multas de hasta 10,000 diez mil días de salario mínimo, vigente en el Distrito Federal. Además la “LPI” otorga la facultad de demandar la reparación y el pago de daños y perjuicios ocasionados por la comisión de estos delitos. 

L. Espinosa
Servicios Legales de Propiedad Intelectual